Pautas para superar el Insomnio


Los problemas de insomnio son un un problema real que afecta a gran parte de la población, la vida acelerada que vivimos, las obligaciones, el estrés son algunos motivos que influyen y perjudican la salud, por lo tanto las necesidades básicas en la persona como pueda ser la alimentación o el sueño. .

Los problemas de insomnio, se manifiestan como la incapacidad para iniciar y/o mantener el sueño, así como la presencia de despertar precoz o sueño no reparador, repercute en gran manera en la posterior vigilia de la persona, y puede ser causa de múltiples dificultades que afectan a la calidad de vida, capacidad laboral…, pudiendo ser motivo de accidentes en adultos y causa de fracaso escolar en niños.

Una pregunta frecuente y de difícil respuesta es cuánto es el tiempo necesario de sueño. La mayoría de las personas suelen comunicar un tiempo medio de 7,5 horas por noche los días laborables y de 8,5 horas por noche los fines de semana. Solemos considerar que cuando una persona duerme los fines de semana más de 2 horas de promedio de las que lo hace en días laborables, va corta de sueño. No obstante, la necesidad de sueño puede variar mucho en función de múltiples factores.

Las causas que interfieren en el sueño pueden estar relacionadas con, el estrés, las dificultades familiares, el estilo de vida acelerado... Estos motivos dificultan en que conectemos con las necesidades básicas fisiológicas del organismo. Por otro lado las situaciones traumáticas que haya vivido la persona en el pasado puede manifestarse durante el sueño cuando el umbral de conciencia es más sensible a que esos sucesos vuelvan a manifestarse.

La necesidad de pedir ayuda es básica cuando la falta de sueño impide el rendimiento y la calidad de vida de la persona, se empiezan a manifestar problemas de atención, memoria, fatiga, irritabilidad, aislamiento. Al mismo tiempo estas consecuencias interfieren en la calidad de vida y en las relaciones personales.

Algunas pautas que orienten e inculquen hábitos saludables que favorezcan el cuidado del sueño son los siguientes.

  1. Un registro diario de las horas de sueño diario, hora de acostarse, hora de levantarse, numero de despertares.

  2. Detectar negativos pensamientos que estén interfiriendo, evitar las exigencias y presiones que tenemos con nosotros mismos ya que pueden estar alimentando la ansiedad. Pensar de manera positiva.

  3. Horarios regulares a la hora de acostarse y levantarse.

  4. Limitación en la ingesta de sustancias que activen el (SN), después de terminar la jornada de actividad. El cuerpo necesita adaptarse progresivamente al la hora de descanso.

  5. Evitar comidas abundantes durante la cena.

  6. Regular la actividad que se tiene durante el día, intervenir el la actividad que genere estrés y al mismo tiempo liberar tensión generada durante el día realizando algo de ejercicio físico.

  7. Evitar actividades excitantes antes de acostarse, practicar rutinas de relajación puede ayudar antes de ira dormir, escuchar música relajante, imaginación,...

  8. Repetir cada noche una rutina de acciones que nos ayuden a prepararnos mental y físicamente para ir a la cama. Lavarse los dientes, ponerse el pijama, preparar la ropa del día siguiente, etcétera. De esta manera nos predisponemos mentalmente al sueño.

Son algunos de los consejos que pueden ayudar y facilitar la higiene del sueño, en cualquier caso siempre es conveniente pedir ayuda o consejo a un profesional que ayude en la atención y seguimiento, mucho más importante en aquellos casos crónicos o se padezcan problemas como narcolepsia, apnea del sueño, pesadillas.. Te facilito a un psicólogo especialista en Madrid si es tu comunidad de residencia.

#insomnio #pesadillas #narcolepsia #apneadelsueño #estrés #habitossaludables

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square